Mi primera baraja española mola un montón

Mi primera baraja española -Fournier

Que levante la mano el que no se haya pasado tardes en la piscina o en la playa jugando a las cartas. O en interminables viajes de autobús en excursiones escolares… La siete y media, el burro, la brisca, la escoba, incluso el mus… Todos esos juegos tienen en común que utilizan una baraja española. La clásica baraja española marca Fournier que todos hemos tenido en casa. Algunos con un reverso de publicidad (¿las marcas ya no hacen merchandising con barajas?). Esas preciosas ilustraciones. Los reyes, ancianos y majestuosos, los caballos poderosos, los ases recargados y las sotas… ¿Qué eran las sotas?

Bueno, que nos liamos. Anda que no habremos pasado horas y horas jugando con una baraja española a toda clase de juegos. Incluso conocíamos cuáles eran antes de cogerlas por el desgaste o el tacto. Ahora todo eso se puede reproducir con los niños. Si en otro post os hablámos de los naipes de Disney que podéis encontrar en TodoNaipes.com, hoy os presentamos ‘Mi primera baraja española‘. Un acercamiento a los juegos más adultos, pero con una apariencia más cercana al público infantil al que se dirige.

Mi primera baraja española -Fournier

Con diseño de Nina Vila, estos naipes están orientados a niños de 3 a 8 años y vienen con varios juegos clásicos como la brisca, el tute o el chinchón (que molan un montón). Además, se trata de una baraja de cartas firmadas por Heraclio Fournier, con toda la calidad que atesora la casa vitoriana. Diseños más bonitos y accesibles al público infantil para que empiecen a familiarizarse con la clásica baraja de toda la vida.

Horas y horas de diversión y juego en grupo. Ideales para esas situaciones en las que tirábamos (o seguimos tirando) de cartas para pasar el rato y divertirte con todos tus amigos o familiares. ¡Qué hubiera sido de nuestros veranos sin una baraja de naipes a mano!

1 Comment

  1. […] semana pasada os comentábamos que una parte de nuestros veranos infantiles estaban ligados a las cartas en playas y piscinas. No sé si recordaréis que uno de los problemas más gordos que teníamos en […]

    Reply

Your email address will not be published.